domingo, noviembre 18, 2007

A small remembrance of something more solid


El viernes pasado celebramos la inauguración del Cinemad 2007, este año un evento relevante por tratarse del último pase de Los Cronocrímenes en España durante un periodo de tiempo, puede que al menos hasta que algún distribuidor nacional se quite la venda (rosa) de los ojos de una vez. Al evento acudimos algunos de los sospechosos habituales de la blogocosa, en una pseudo-quedada de alto valor improvisado con el claro objetivo de colarnos para ver la película del señor Vigalondo.

Existe la posibilidad de diálogo entre obras tan aparentemente desvinculadas como The Fountain, el retrato del exceso caótico y metafísica abigarrada, y Los Cronocrímenes, una película de viajes en el tiempo costumbrista y que afortunadamente no tiene la necesidad de autojustificarse. Ambas, al fin y al cabo, dos historias de amor. Las dos parten de un minimalismo y sencillez de elementos apabullante para, acto seguido, trastocarlo, replegarlo para terminar convirtiéndolo en la última mínima y nuclear pieza de un juego de muñecas rusas fascinante. Una vez vistas, lo mejor es irlas desnudando de sus múltiples hojas para encontrar esa esencia primera, que aunque hay que reconocerla más desarrollada en el caso de Vigalondo no por ello deja de tener el indiscutible valor de belleza propio de lo más sencillo. Algo que ya se le podría atribuir como marca de estilo.

Sin llegar a superar a su obra maestra Choque (de reminiscencias, entre otras, bressonianas), este estreno en el largometraje cumple todas las expectativas construidas a lo largo del resto de ese conjunto multigenérico e intrasferible que forma hasta ahora su obra audiovisual. Además, la dirección tiene el buen gusto de no caer en los peligrosos alardes formales del síndrome opera prima y es tan contenida como efectiva en algunos momentos de increíble fuerza visual. Por no hablar de los puntuales momentos de puro humor pocho, diseñados para desarmar a cualquiera. Intentaré volver sobre ella cuando su difusión permita el despiece masivo y la absoluta diversión de todos los que vayan a verla.
·
En otro orden de cosas, les recuerdo que, como cada domingo, el Iván celebra la festividad poppie por excelencia. Hoy con guest star y todo, que viene de atravesar un concierto de Zorras Adolescentes y la noche burgalesa con sólo cerveza como elemento anticongelante, ¿no sabes? Pero no se dejen distraer por los lunares y ya que visitan la página aprovechen para descubrir la escalofriante verdá sobre Rafa Corega. Pues eso.

12 Comments:

Blogger Libertino said...

Les perdí al salir del cine. Eso y el frío.
PD: Ha ganao en Trieste

18 de noviembre de 2007, 22:50  
Blogger Roberto A. O. said...

Yo también andaba por ahí....

Saludos

18 de noviembre de 2007, 23:47  
Blogger Alvy Singer said...

Hemos titulado la crítica igual: me voy a dormir ya feliz.

http://www.ochoymedio.info/review/592/Los-cronocrímenes/

22 de noviembre de 2007, 21:18  
Blogger Señor Toldo said...

Increíble! Una coincidencia cósmica así solo significa una cosa (que ambos ya sabíamos): la película funciona (en toda la amplitud semántica que se le quiera dar al verbo). ¡Pero, eso sí, leo su estupenda crítica (imaginación razonada) y ni punto de comparación con el esbozo de reseña aquí presente!

22 de noviembre de 2007, 22:56  
Blogger SickBoy said...

Una nueva referencia positiva para la obra del Vigalondo: mira que les gusta poner los dientes largos ;).

Por ser usted, le haré caso, aunque insisto en que va siendo necesaria una quedada de videoadictos. Problema: el tiempo libre. Ya sabe usted que no hago mucha gala de él.

25 de noviembre de 2007, 18:13  
Anonymous Max Renn said...

Mmmmm... Sr. Toldo, ¿para cuándo el anunciado post sobre Rob Zombie y compañía?

¡Estamos expectantes!

11 de diciembre de 2007, 20:19  
Blogger Ivan said...

Señor toldo, mi weblog se ha remodeladomutado. Y adivina con quién he quedado esta noche, si no me da plantón, ó Placton.

14 de diciembre de 2007, 20:18  
Blogger Libertino said...

Hooooooooooooooooolaaaaaaaaaaa

21 de diciembre de 2007, 14:29  
Blogger Señor Toldo said...

Sí, es cierto lo que todos están pensando: soy lo puto peor. Pero prometo EN BREVE.

22 de diciembre de 2007, 16:37  
Blogger GO said...

Mejor en BREVA.

22 de diciembre de 2007, 20:43  
Blogger danzanteycantante said...

Salí entusiasmado del cine con 'The Fountain'... Y el caso es que no le gustó a mucha gente que conozca, pero me da lo mismo.

Tengo muchísimas ganas de ver la peli de Vigalondo. ¿Cuándo la distribuirán en España? ¿Hay algún rumor al respecto?

23 de diciembre de 2007, 23:09  
Anonymous Max Renn said...

Eso me recuerda que el Sr. Toldo, aunque creo que lo anunció, TAMPOCO escribió sobre "The Fountain" (y eso que, como hombre de bien, le gustó).

¡Que nos tiene a dos velas, oiga!

25 de diciembre de 2007, 20:23  

Publicar un comentario en la entrada

<< Home