miércoles, mayo 09, 2007

Depuraciones & Purezas

Depuraciones

· Si se puede decir que el gusto por el gag absurdo, el chascarrillo automático, el anti-esquema montypythonesco, el catetismo cool premeditado y la broma privada quedaron indeleblemente prendidos en toda una comunidad etílicotelevidente, internauta y youtubera gracias a La Hora Chanante [una de las pocas creaciones audiovisuales de la televisión española que será recordada dentro de 100 años], la depuración más radical de sus formas se encuentra en la impagable obra de los Venga Monjas. Como pueden ver, ha desaparecido todo lazo de unión con el marco televisivo [aunque en algunos casos persiste una cabecera] para tratarse directamente de gags sueltos [que no significa autoconclusivos... a veces ni siquiera empiezan] y empaquetados en pequeñas píldoras de vídeo a baja resolución, que suponen una depuración tan intensa de ciertos referentes humorísticos que convierten cada descojono chabacano, vulgar, torrencial y risaflojesco en toda una aventura hermenéutica. Pero a mí lo que me fascina es el uso con regusto godardiano del plano-contraplano, de verdad.

· Un caso parecido al anterior: Seth MacFarlane y Family Guy tomaron el legado de Los Simpson para lavarle la cara, dinamizarlo y limpiarle el polvo que había acumulado a lo largo de sus temporadas de desgaste. Una de sus aportaciones fue la de expandir las referencias popculturales hasta el manierismo desfasado en flash-backs y cutaways atesorables pero no faltos de críticas por sus muchas veces gratuidad y desligamiento con la trama argumental del episodio. Pues bien, la serie Robot Chicken creada por Matthew Senreich y Seth "Scott Evil" Green, y recientemente estrenada por el nuevo canal TNT, supone una depuración más de esa concepción del humor como acumulación de parodias multirreferenciales de la cultura popular norteamericana [preferentemente catódica y cuanto más desmitificadora, brutal y moralmente cuestionable mejor]. Ya no hay excusa argumental que valga, ni personajes principales, sólo el más puro e indiscriminado bombardeo de gags desenlazados [la ventaja de utilizar casi exclusivamente personajes previos y astillarlos delante del espectador es que no tienen que trabajar ningún background, ya viene incluido en el paquete]. No me digan que esta joya no está al nivel de obras maestras del corto referencial como Un perro andaluz, el episodio de los Beatles de las SuperNenas o La casa de Asterión.

· Después del fracaso tanto artístico como económico de su película The Beach, Danny Boyle ha reorientado su carrera hacia la revisión y resampleo de géneros cinematográficos muy definidos. El primer caso vino con la estupenda 28 Days Later que fusionaba conceptos de la por aquel entonces trilogía romeriana, referente por excelencia del cine de zombies; después le tocó el turno al cine infantil y familiar como pista de patinaje para deslizar borrachera visual y canciones de Muse en Millions; y ahora llega a la ciencia-ficción espacial con Sunshine, un verdadero catálogo de las más variadas tendencias del género durante los últimos cuarenta años donde el director de Trainspotting derrocha todo su potencial visual construyendo un book temático despojado de toda superfluidad narrativa. Como último apunte, la presencia de su recurrente guionista Alex Garland confirma la contínua revisión de Apocalypse Now y su fascinante Kurtz que revolotea por toda su obra juntos [The Beach, 28 Days Later, Sunshine]. Con algunos de los planos más bellos y más terroríficos vistos en bastante tiempo, Sunshine es todo un peliculón que debería contribuir a revalorizar un poco más a un magnífico director demasiado olvidado en general.

Purezas

· Solo faltan un par de días para tener, manosear, e incluso criticar [¡ese Monterde!] la nueva aventura crítico-cinematográfica-gafotas de Cahiers du Cinéma España. El acontecimiento es de tal calibre que hasta se ha organizado el ciclo (des)Encuadernados, que reúne en pantalla grande algunas de esas películas recientes tan imprescindibles como invisibles. En concreto en la Filmoteca de Madrid se van a proyectar:
— Still life [Jia Zhang Ke], jueves 10 (20:15)
— Rois et reine [Arnaud Desplechin], viernes 18 (19:10) y domingo 20 (19:00)
— Les amants reguliers [Philippe Garrel], martes 22 (20:15) y sábado 26 (19:30)
— Solntse [Aleksandr Sokurov], jueves 24 (20:00) y domingo 27 (20:00)
— Alumbramiento [Víctor Erice] + Café Lumière [Hou Hisao-Hsien], viernes 25 (20:15) y martes 29 (22:00)
— Un couple parfait [Nobuhiro Suwa], miércoles 30 (22:00) y jueves 31 (20:00)

El ciclo también pasará por Barcelona, Galicia y Valencia, pero desconozco las fechas. Hagan por enterarse, merecen muchísimo la pena todas, teodeaese. En concreto, si Rois et reine y Les amants reguliers no son de lo más importante que le ha pasado al cine francés, europeo y mundial del nuevo siglo no sé qué coño son.

· Algún día tocará hablar de The Fountain, pero la emoción es mucha y las palabras escasas. El caso es que Aronofsky sigue en la brecha, una muy suya, pero que a mí me encanta.

1 Comments:

Anonymous Max Renn said...

- Lo único que he visto de "Robot Chicken" es la pequeña pieza que has enlazado del youtube. M'ha molao, sí señó. Tengo el TNT, pero... joer, aún no he visto nada del canal.
- Me apunto la última de Boyle pa verla un día de estos.
- Ya te vale con lo de "The Fountain". Mira que no querer soltar prenda...
- No he localizado el "Cahiers" hispano aún (que en teoría salía hoy). Me temo que la distribución no será muy allá.

11 de mayo de 2007, 14:15  

Publicar un comentario

<< Home