martes, octubre 03, 2006

So On

Antes de hablar de las agradables sorpresas que ha dado la a priori tan prescindible edición del Festival de San Sebastián de este año —y recordar que, como siempre, ni puto caso al palmarés—, este es un buen momento para recomendar tres series de calidad para tener un otoño ocupado (esperadísima vuelta de Lost (-1) aparte, por supuesto).



Weeds · La respuesta de la cadena de cable Showtime a ese primer éxito y posterior muerte encefálica llamado Desperate Housewives es muchísimo más contundente, arriesgada, políticamente incorrecta y, por lo tanto, divertida que las ya aburridas correrías de Lois Lane y sus amigas. La fórmula que encumbró a Sam Mendes y que tan buenos resultados lleva dando en Sundance durante la última década, la tranquila normalidad epidérmica de los barrios residenciales es solamente aparente y esconde una sociedad alineada e hipócrita con una doble cara siniestra, es seguida al milímetro por Weeds, y el hecho de estar producida por un canal de cable —de calidad contrastada, el mismo responsable de Queer as Folk o The L Word— le permite tener los mínimos pelos en la lengua.

Mary-Louis Parker interpreta a una ejemplar ama de casa viuda de Agrestic, un conservador barrio residencial californiano. Para mantener el elevado ritmo de vida que le proporcionaban los ingresos de su marido se dedicará a vender marihuana entre sus vecinos. Si inexplicablemente esa base argumental no es suficiente para animaros a descargarla —y creo que Cuatro, Canal +, iPSOEtv o alguno de esos la ha comprado, pero doblaje al canto— dejadme hacer hincapié una vez más en la incorrección política de casi la totalidad de sus líneas de diálogo. Sin ningún pudor se hace humor ácido con temas como el puritanismo, la política republicana, las religiones, los enfermos terminales de cáncer, el racismo, la inmigración, el sexo con menores, etc. Y, por supuesto, consumo explícito de drogas —no sólo cannabis, también alcohol, cafeína y prestigio social— por un tubo.

La primera temporada consta de 10 episodios con una anárquica estructura argumental —quizás su principal fallo—, y hace poco empezó la segunda temporada con muy buen pie y aún más mala leche.


Studio 60 on the Sunset Strip · En esto de las series de televisión Aaron Sorkin es algo más que un valor sólido y seguro, es el maldito creador de la monumental The West Wing, punto de inflexión en cuanto a estándares de calidad guionística y de diálogos en un producto televisivo. Su esperada nueva serie retratará los entresijos de la creación de un programa de humor al estilo SNL, cambiando sus ya famosos diálogos atropellados entre los pasillos y despachos de la Casa Blanca por los bastidores y el plató del programa.

Una vez vistos los dos primeros episodios, y con el tercero en la recámara, se puede decir que la serie colma todas las expectativas puestas en ella. Con una presentación ejemplar de todos los personajes y el acertado reparto clavando sus interpretaciones solamente queda confiar en el genio escritor de Sorkin para asegurarnos de unas cuantas horas de disfrute con diálogos inteligentes, largos planos secuencia, críticas a la actualidad política y el mundo del espectáculo norteamericanos y un producto televisivo sólido y bien acabado...


Carnivàle · ...como la afamada Carnivàle, demasiado ambiciosa y cinematográfica para ser mantenida. De momento solamente he visto los dos primeros episodios, así que poco puedo decir aparte de expresar mi voluntad de seguir adelante, y algo que ya es innegable: cuenta con la mejor cabecera que se ha visto en una serie de televisión. Indiscutible. Para más información les remito a lo escrito por otros, extenso, mejor y no difícil de encontrar... o seguramente en este mismo blog dentro de un tiempo.

Si necesitan información para acceder a cualquiera de ellas, dejen sus peticiones donde gusten.

2 Comments:

Anonymous Noel said...

¡Bienvenido!

A mí también me está gustando mucho "Weeds", cien veces más que "Desperate Housewives". Otra maravilla que ahora está trayendo el Plus: "Little Britain". Por supuesto, en versión original.

Esperamos su crónica de San Sebastián. ¿Es verdad que, como dicen, el Hoffatollah iba tan pedo la noche del preestreno de "Click" que se chocó contra la puerta de un conocido local nocturno? ¡Queremos saber!

3 de octubre de 2006, 19:18  
Blogger KesheR said...

Tranquilo, chaval, que yo os sigo leyendo. Os tengo localizados, no voy a dejar de opinar sobre lo que escribáis como si yo fuese el único experto en la materia :D

Presiento que vas a escribir mucho sobre Carnivàle, ya que esos dos capítulos sólo son un aperitivo de lo que te espera; lo vas a fliparllll

Saludos camarada!

P.D.: no he visto nada todavía del Apichatpong

4 de octubre de 2006, 0:09  

Publicar un comentario

<< Home