jueves, septiembre 14, 2006

Con 2

Porque, ante los últimos acontecimientos que comentaba en este mismo blog, era necesario. La imprescindible revista Tren de Sombras se ha desmarcado con uno de los artículos más certeros y pertinentes que seguramente se puede leer en una publicación cinematográfica española desde hace tiempo. En febrero de 2005 ya se pusieron los puntos sobre las íes de la distribución de ese cine "invisible" en nuestro país en un brillante realizado por Miradas de Cine. Un año y medio más tarde todo sigue igual, y ya es hora de arremeter contra la inanición crítica y el inmovilismo rancio de los gurúes con púlpito para dirigir la formación de los gustos en la mayoría de la población con interés por el cine. Por eso La catatonia nacional me parece una excelente y más oportuna que nunca —tras la bochornosa cobertura del Festival de Venecia que hemos tenido que tragar— llamada de atención sobre esos vicios, que ya no contentos con su dejadez en ocasiones han caído en la mentira y el insulto. La recopilación de citas de los críticos de más calado social —por la difusión de sus publicaciones— habla por sí sola. Un artículo de esos de "hacer amigos" que también se convierte en declaración de intenciones de la propia revista.

Ya de paso que estáis en la página de la revista, tampoco tiene ningún desperdicio la respuesta de Álvaro Arroba, codirector de Letras de Cine, a las declaraciones que José Antonio Navarro (Dirigido Por) lanzó contra él sirviéndose del espacio de la entrevista que se le brindaba en el dossier sobre la crítica española realizado este verano por Miradas de Cine. Que cada uno juzgue por sí mismo; no es que sea necesario elegir un bando, ni siquiera recomendable, pero yo tengo muy claro con qué tipo de defensas casa mucho mejor mi sensibilidad, y el principal problema de la crítica española es esa falta absoluta de pasión, de capacidad de maravillarse o explorar nuevas formas, probar y saborear lo interdisciplinar y no rebozarse contínuamente en un punto inmovilista del que, no sólo consideran que no es necesario salir —avanzar, evolucionar—, sino impensable. Para otros, entre los que no dudo en incluirme, lo impensable es precisamente eso.

4 Comments:

Anonymous Max Renn said...

Bueno, bueno, bueno... Muy interesante y cañero el artículo de Tren de Sombras. Y muy significativo al recoger las perlitas de los críticos-gurús enviados por los periódicos. Es increíble cómo llegan incluso a la descalificación personal (Boyero es el cabecilla) para despreciar algo que no les gusta. Y eso que escriben en periódicos de tirada nacional y, por lo menos, deberían cuidar un poco más sus palabras o ser más prudentes.

Respecto a "Carnivale", ya he visto 6 capítulos y sólo puedo decir que me está pareciendo MAGISTRAL. Lástima que baje tan lentamente. Te animo a que te lances y puede que coincidamos en el ritmo de visionado más o menos. KesheR se uniría al debate, que el cabrito ya la ha visto entera.

14 de septiembre de 2006, 23:41  
Blogger Alvy Singer said...

Me remito a mis palabras y a sus excelentes posts.: a estas alturas criticar el film de Lynch porqué no se entiende nada es de parvulario. No hay que adorar a Lynch pero si hay que argumentar algo en contra aparte de "es que yo no lo entiendo".

De hecho no creo en estos de los bandos, me parece algo bastante mediocre por parte de todos.

En Dirigido Por no hay corrección política, si quizá un cierto tradicionalismo pero ojo dedican sendos dossieres a Mario Bava (a buenas horas pero ya me gustaría ver a Boyero diciendo algo sobre lo que "no le gusta"); y en la crítica a Tony Scott de "El fuego de la venganza" el crítico realizó una de las más sabias y mordaces pregunts acerca de esto de que "tony scott ese tio que te marea". Dijo algo así como que González Iñárritu también colorea sus películas (en el aspecto visual) y Greengrass mueve la cámara con vértigo en El Mito de Bourne ¿De verdad vamos a criticar a Scott por no ser "de prestige"?

Pues eso: la crítica debería entender que el siglo XXI es un siglo de audiovisuales mutantes. Y la nostalgia de la cinefilia (que es poco menso que eso: una nostalgia dogmática) ya no cuela.

16 de septiembre de 2006, 18:09  
Blogger Señor Toldo said...

Alvy, tu última frase es la síntesis del problema. Lo único objetable a los casi siempre interesantes monográficos de la Dirigido Por tiene también que ver con eso: son constantemente mirando al pasado. Que no me digan que no hay autores que empezaron su obra en los noventa que no merezcan un estudio en profundidad. ¡Sí, aunque tengan que ser de ojos rasgados! :P

16 de septiembre de 2006, 20:33  
Blogger Roberto A. Oti said...

El problema de Dirigido es que tienen que vender ejemplares. A su director poco le importa el cine sino la venta, y desgraciadamente tienen un público que dificilmente comprará la revista cuando sale en portada Apichatpong Weerasethakul. Sigue siendo un problema de marketing y de ventas, aunque tambien es cierto que el relevo generacional no ha llegado.

En cuanto a Arroba, también peca de demagogia barata, sobre todo poniendose pieles de cordero y diciendo que ellos no cobran. Sí, está muy bien hacer una revista y que te la pague la universidad, pero anda que no les gustaría a ellos estar trabajando en Dirigido o en otra revista y que les pagaran. De hecho, ¿por qué publican en el Culturas y en los Archivos de la Filmoteca, por qué dan charlas cobrando? si son románticos, pues que lo hagan sin cobrar...no me jodas, no seamos hipócritas que aquí todo el mundo mira por su bien y quiere ganarse la vida con esto.

Saludos

22 de septiembre de 2006, 13:36  

Publicar un comentario

<< Home