lunes, enero 30, 2006

Goyas '06

Reiteración de lo mismo cada año: nulo glamour, pésima realización, encuadres descojonantes, técnicos pasando por todos los planos, persistente enfoque de asientos vacíos y público aburriéndose, perpetuos problemas de sonido, etc. Nada nuevo.

El cielo gira, la mejor película española en mucho tiempo, olvidada e ignorada. La vida secreta de las palabras nefastamente multipremiada. La supuestamente considerada por la Academia mejor película, dirección y guión no tiene a sus protagonistas, lo único decente de la misma, ni siquiera nominados. Incomparable exhibición de hipocresía y chauvinismo, que provoca una gran nausea. En cuanto a la naturaleza y calidad de la ganadora, nada nuevo tampoco: recordemos que el año pasado Mar adentro arrasó con todo. Son tal para cual.

Se han reido en la cara de Obaba. Tenía cantados los Goya para, por orden, la fascinante interpretación de Bárbara Lennie, la como siempre excelente fotografía de Javier Aguirresarobe y el ejemplar trabajo de Pilar López de Ayala. Y si hubiera ganado los más importantes, dentro de su mediocridad, al menos habría sido más merecido que habiéndolo hecho el bodrio de la Coixet. A Armendáriz se le debe premio desde hace bastante tiempo, y al final la más nominada y seleccionada para presentarla a los Oscar se fue con ¡un! premio al sonido. En mi opinión la única cabeza goyesca verdaderamente merecida fue la que se llevó Candela Peña con su inconfundible estilo: "Hostias, Candela Peña por Princesas".

Y aquí tenéis a Bárbara Lennie y su pezón por si os preguntábais si ella ha sido la verdadera Actriz Revelación del año. Lo bueno de que no ganara es que así se libra de la maldición de que las premiadas ya no vuelven a levantar el vuelo interpretativamente, y ella tiene potencial para mucho más. ¡Fichaje de Medem ya!

3 Comments:

Blogger delirante said...

Bárbara, cielo, déjame qyue te lo diga. Para un premio que estaba cantado ayer, van y desafinan. Era tuyo y lo sabes. Si aún así la autoestima baja y no te lo acabas de creer, si necesitas que, mientras Medem da contigo, alguien te de cariño, aquí tienes mi abrazo y mi comprensión.

Y si encima aguantaste ayer despierta en esa mierda de sala hasta las dos y media de la mañana, ya no sólo te mereces el Goya, para tí el Cervantes como poco!!!

30 de enero de 2006, 23:21  
Blogger Señor Toldo said...

Y según se dice no les dan nada de comer más que canapeses antes del inicio de la interminable gala... que siendo en domingo no sé yo si luego tendrá parrandeo posterior para "perdedores"... porque la verdad es que no se veía a nadie muy animado que digamos... una vez más, como todos los años :zzz

30 de enero de 2006, 23:25  
Anonymous Sunes said...

Las galas de los Goya molan con la Sardá. Y punto.
Por cierto, Obaba ha quedado fuera de los Oscar.
Ah! El discurso de la presidenta de la Academia... ME-MO-RA-BLE!
Saludines!

31 de enero de 2006, 20:34  

Publicar un comentario

<< Home