viernes, agosto 26, 2005

Huckabees

Cierto sector crítico había rehusado incluir el nombre de David O. Russell en ese atractivísimo grupúsculo de nuevos realizadores norteamericanos destinados a revolucionar el cine de Estados Unidos de forma determinante -algunos de ellos ya lo están haciendo-. Este conjunto -heterogéneo al máximo- tenía un lugar para el director de la estimulante Three Kings (1999), pero su anti-cool reparto le había cerrado las puertas ante muchos -algo similar a lo que me temo le sucederá a Richard Kelly con su próxima película, posiblemente una de las mejores del año que viene-. Ahora que ha contado con las increíbles composiciones (a)melódicas del grandísimo Jon Brion, algunos no tendrán más remedio que comerse sus palabras.

O. Russell ya había dirigido en 1996 Flirting with disaster, una comedia pura de argumento mucho más convencional que el de I Heart Huckabees, pero de sentido del humor muy similar. La película, aparte de permitir a Téa Leoni demostrar por enésima vez sus grandes dotes para la comedia, nos presenta a un protagonista, interpretado por Ben Stiller, perdido, desamparado en el mundo por arrastrar el trauma que le provoca ser adoptado y no conocer a sus padres biológicos. El protagonista de I Heart Huckabees también se encuentra en la misma situación crítica, donde la angustia vital de la existencia se alía con los acontecimientos para terminar de vapulear a sus sufridas víctimas, los seres humanos. En una vuelta de tuerca a la comedia existencialista de Woody Allen y las extrañas reflexiones de Charlie Kaufman sobre el subjetivismo, el guión le ofrece la ayuda de una pareja de Detectives Existencialistas, un concepto y unos personajes que podrían dar para toda una serie de delirantes películas de impredecibles argumentos.

Para añadir más confusión al argumento, el panteismo optmista inculcado por los dos detectives encuentra su contrario en la figura de otra investigadora, francesa dura que defiende las ideas del nihilismo y la práctica del sadomasoquismo -genial autoparodia de Isabelle Huppert y su papel en La pianiste-. Por último, un bombero ecologista y violento termina de aderezar este cocktail repleto de referencias metafísicas que terminan explotando en la cara de unos histriónicos Jude Law y Naomi Watts que se llevan algunos de los mejores gags del film.

Por lo tanto, no deben perderse la mejor película de la cartelera en este momento -con permiso de Sin City- y acudir a reir y reflexionar con tan manierista genialidad. Advierto de que gana con los visionados y se hace indispensable la versión original para captar en toda su plenitud la cantidad de palabrería paródica de libros de autoayuda que contiene.

·

Escenas Idílicas e Inexistentes de Madrid en Agosto [V]
Levantas los pies de las sandalias. La pulsera se desliza por el tobillo. El pelo alborotado no te deja ver. Echas las caderas hacia delante. Alisas la espalda: el ombligo se cierra y repliega. Estiras el cuello. Tus pestañas rozan el techo. Tu lengua se escapa.

3 Comments:

Anonymous Noel said...

¿Qué tiene de malo el reparto de "Southland Tales"?

¡Sean William Scott!
¡¡Kevin Smith!!
¡¡¡Sarah Michelle Gellar!!!
¡¡¡¡THE ROCK!!!!

Pero si es el Dream Team!!!

Ah, y yo también creo que "I Heart Huckabees" es muy buena, la mejor de su director hasta el momento.

28 de agosto de 2005, 11:09  
Blogger Señor Toldo said...

No, si para mí no tiene nada de malo, de hecho me encanta, pero ya me sé de más de un "donnie darko fan" decepcionado por no ver nombres cool... estoy seguro de que un reparto que contara con Bill Murray, Sarah Polley, Paul Giamatti o Thora Birch le parecería más estimulante a cierto tipo de público.

Por mi parte estoy entusiasmado por el rumbo que está dando Kelly al proyecto, pero soy consciente de que se va a llevar hostias por muchos lados. Me parece cojonudo por su parte.

28 de agosto de 2005, 16:29  
Anonymous Sunes said...

La echan en el Renoir de Retiro? Jijijiji. A ver, es que si tú la pones por las nubes, te creo. Pero, como ya te comenté, no era una peli que me llamara mucho la atención. Pero si parodian los libros de autoayuda se han ganado una seguidora: Abajo Jorge Bucay!

29 de agosto de 2005, 1:01  

Publicar un comentario

<< Home