lunes, julio 25, 2005

Edurne I

Aunque no han mejorado mis condiciones de acceso a internet, he decidido dar salida a una de las nuevas secciones (?) de este espacio reservado a lo sinsentido y accesorio. Como preveo una revalorización inminente -si no se ha producido ya- de uno de los nombres femeninos más bellos que ha dado el idioma euskara -algo que no se le da nada mal, por cierto- debido a cuestiones televisivas relacionadas con la prefabricación pop que ahora no vienen al caso, dedicaré unas líneas a hablar sobre esas Edurnes que realmente merecen la pena. Algo que solo esperarías poder encontrar aquí, realmente.



Edurne Pasaban puede ser recordada por algunos como una de los integrantes del equipo de Al filo de lo imposible, que además el año pasado se convirtió en la primera mujer que coronaba el K-2. La gesta le costó a la alpinista guipuzcoana la amputación parcial de las falanges distales del segundo dedo de ambos pies. La Historia se cobra su precio. Sin embargo, nada detiene a esta incansable escaladora y ya es la única mujer viva que ha ascendido ocho cumbres de más de 8.000 metros de altitud. La semana pasada concluyó su última hazaña, coronando la cima del Nanga Parbat, techo de Pakistán. De momento, recuento: Gasherbrum II, 8.035 m. (2003) · Hidden Peak, 8.068 m. (2003) · Nanga Parbat, 8.125 m. (2005) · Cho Oyu, 8.201 m. (2002) · Makalu, 8.463 m. (2002) · Lhotse, 8.516 m. (2003) · K-2, 8.611 m. (2004) · Everest, 8.848 m. (2001). Iguala a la mujer con más ochomiles ascendidos, la polaca Wanda Rutkiewicz, fallecida en 1992 cuando escalaba el Kangchenjunga nepalí sin que se llegara nunca a saber si logró coronarlo.

1 Comments:

Anonymous Sunes said...

Jijiji... el otro día vi a la otra Edurne (la cutre). Cuando ví que estaba cantando una canción de "El sueño de Morfeo", me dio muy mal rollo.
Lo de esta Edurne es alucinante, hay gente que no parece humana.

25 de julio de 2005, 13:40  

Publicar un comentario

<< Home