lunes, marzo 13, 2006

Yo he venido a hablar de mi libro

La última moda en entrevistados. Si no gustan las preguntas que se formulan o no conforman el camino que se tenía pensado de antemano para la (auto)promoción de la propia obra o candidatura política, nada más fácil que levantarse de la silla y abandonar la sala. ¿Para qué aguantar preguntas que no conducen al autolucimiento? Para eso se va uno a tomar un café –o regurgitar un libro, o comprar un medio de comunicación, o...–.

Caso Práctico 1: Arturo Pérez-Reverte (alias 'me encanta haberme conocido') (alias '¿quién dijo que la ·comillas· incorrección política ·comillas· no podía ser una pose?') (alias 'yo soy Dios; tú no')

Caso Práctico 2: Silvio Berlusconi (alias 'faccia di bronzo') (alias 'Paperone' = Tío Gilito) (alias 'il Duce Multimedia')

1 Comments:

Anonymous karina said...

Si no se hubieran ido nos estaríamos hablando ahora de ellos, así que yo opto por una nueva moda de autobombo.

14 de marzo de 2006, 13:21  

Publicar un comentario

<< Home