sábado, diciembre 10, 2005

Gaspar Noé

Lo siento, pero hoy tengo que hablar del director argentino-francés.

Hasta hoy solamente había visto Irreversible, que consideré una plúmbea y pretenciosa provocación vacía de contenido, pero muy bien envuelta con papeles de reparto estelar, post-producción molona, sexo, sangre, violencia y sonidos estridentes. Pese a su pedantería y acumulación de características inservibles, la realización de sus últimas secuencias y la estética luminosa del final -ataque epiléptico excluido- unidas a las actuaciones del trio protagonista hicieron que no me pareciera una basura detestable y se quedara simplemente en mala película. Qué demonios, pensé, el muchacho tiene una idea que transmitir, simplemente se ha equivocado estrepitosamente en la forma -como Achero Mañas en Noviembre, ¡toma símil!- y la ha cagado pretendiendo deliveradamente auto-nombrarse el enfant terrible de Europa, título que le queda muy grande.

Lo que llevó a la gente a ver Irreversible.

Sin embargo, después de haberme enfrentado hoy a Seul contre tous, su anterior película, ya paso a considerarle a la misma ridícula altura que Simon Staho. Cuando lo más interesante que dice el autor de su obra es que ha hecho una película "antifrancesa" y que le apena que no fuera prohibida en su país, y luego lo único que incluye ésta es la enémisa pasada de rosca a Taxi Driver desde, de nuevo, una postura-mirada pretendidamente provocadora, lo único que consigue es la risa ante la gran ambición de este cineasta y la nulidad de sus resultados.

Como en Irreversible, articula todo el sentido de la película en torno a un par de escenas explícitamente violentas. Pero más allá no hay nada, mejor dicho, hay un montón de palabrería vacía en off que hace echar de menos las distorsiones sonoras de Irreversible, sonidos de disparos acompañados de bruscos movimientos de cámara o zooms sin mayor objetivo que "epatar", interminables piruetas para alargar una historia de diez minutos, etc. Pero de contenido, nada. Esta vez en sus ataques de pedantería incluye la utilización de pantallas de texto godardianas de una forma tan insultantemente explícita, que dejan la cartela del final de Irreversible, más aún, como un mal gag.

Para hacerse una idea, el contenido ¡atrevido!, ¡provocativo! y ¡revolucionario! de esta película es tanto como el de la olvidada Baise-moi. Sonrojante por su nulidad. No entiendo a los que llegan a comparar a Noé con Haneke, Claire Denis o Catherine Breillat.

A partir de ahora ya solamente albergaré una curiosidad malsana por las películas de Noé, simplemente para comprobar hasta qué cotas llega su megalomanía. Junto a Staho, los dos grandes payasos wannabes del cine de autor europeo -bueno, a este por lo menos le hacen caso en Cannes y todo, al danés solamente le llaman para el Zinemaldia-.

Los hay que se muestran a favor del caballero: cada uno con lo suyo

Lo único potable que parece que tiene, unos vídeos con Eva Herzigova bastante interesantes que presentó este año en Cannes (descarga directa):
http://kubrick77.free.fr/telechargements/eva1.2.3.rar
A tenor de lo visto, que se dedique a hacer videoclips y deje el cine de "grandes mensajes" en paz..

5 Comments:

Blogger delirante said...

lo he leido, lo he leido, lo he leido!!!!!!

hip, hip, hurra!!!!

(el cartel mola... mazo)

15 de diciembre de 2005, 22:23  
Blogger Horrach said...

No estoy nada de acuerdo. El cine de Noé es mucho más denso de lo que parece. Disculpas por la autocita, pero a mí 'Irreversible' me impactó, pero necesité un tiempo para saber los motivos de ese impacto. Rascando rascando encontré esto:

http://www.kiliedro.com/kiliedro03horrachII.html

10 de febrero de 2007, 3:30  
Anonymous Anónimo said...

gaspar noe llega a rematar la asquercidad del hombre del que no vemos, del que camina al lado de nosotros ,la puta mas fea de la esquina, el orgasmo mas detestable, tu critica es deuna mirada plana dejandose ver que escorcese en taxi driver pudo haber sido un buen director, pero EEUU se lo comio al igual que las ancias de tener un oscar, burda critica debemos reir o aplaudirte

13 de marzo de 2007, 21:53  
Anonymous Anónimo said...

sr. toldo??, y tu eres... tus parámetros de comparación en que estan basados, ¿en tu cadenciosa subjetividad?, me hiciste reir, con tu palabrería que bien como dijiste de las películas aplica a tu estilo también, pudiste dar tu juicio en menos de 10 renglones y lo extendistes hasta que finalmente sucumbió a falta de "contenido" (te gusta esa palabra jaja). Creo que te apasiona el cine, y probablemente haces algo de él. ¿lo tuyo lo consideras sustancioso?, y si no lo haces, no sigas perdiendo el tiempo haciendo críticas sin "contenido", y dedicate a hacer según lo que tu crees sería una verdadero aporte a a la humanidad.
PD:
¿no se quien es más pretencioso? GASPAR NOÉ O Sr toldo. hagan sus apuestas.

hasta luego SR toldo.
atte ..mariana lópez.

4 de julio de 2009, 23:57  
Anonymous Anónimo said...

Pufff!!! Sr Toldo... dedicate a otra cosa, como critico de Cine MALISIMO

11 de febrero de 2011, 12:40  

Publicar un comentario en la entrada

<< Home